¿Y los niños?

Who is faster?

En medio de tanta contención y disciplina creo es de mención la capacidad de adaptación de nuestros niños. Supongo que los padres estarán pasando lo suyo para hacer llevadero el encierro en sus hogares. Mi reverencia hacia ellos. No estoy en época de infantes, pero imagino perfectamente el esfuerzo que debe suponer. No obstante, son los niños quienes, sin entender el motivo de ese cambio tan drástico de sus vidas, no tienen más remedio que acatar.

Sin ir más lejos, ya ha pasado un Domingo de Ramos sin palmones, bendiciones, ni rosarios de golosina. Ellos, tan ilusionados por los apretujones en la iglesia, los trajes nuevos de primavera y el batir de las palmas contra el suelo, tuvieron que conformarse con aceptar que, por un año, se saltaba la tradición.

En breve llegará la mona. Supongo que eso se sobrellevará mejor. Al fin y al cabo, las pastelerías estarán abiertas y el chocolate puede considerarse un producto de primera necesidad. Solo que muchos padrinos no podrán acudir a su cita anual.  ¿Cómo explicarle a un niño que lo que se ha hecho durante toda la vida, ahora no? ¿Cómo hacerle entender que no es no?

Mi ovación a esos pequeños campeones que aceptan lo que toca, sin acabar de entender. Mi admiración por su compostura y capacidad de adaptación. También a sus padres, por supuesto.

Anuncio publicitario

Acerca de Aurora Villalba

Nacida en Barcelona en 1961, es licenciada en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Se especializa en la aplicación de técnicas cognitivo-conductuales en la Unidad de Terapia de Conducta de la UB. Participa en la elaboración de algunas tesis relacionadas con la aplicación de dichas técnicas a grandes obesos y al miedo de hablar en público. Publica varios artículos sobre trastornos de alimentación en revistas de psicología: Ansiedad y obesidad, Bulimia, una enfermedad de hoy. Durante toda su vida procura dar espacio a sus dos grandes pasiones: baile y literatura. Se forma en las disciplinas de jazz, danza española y ballet clásico en la Escuela de Danza Coco Comin. Aunque su afición por la escritura se remite a la adolescencia, es a partir del 2008 cuando empieza a dedicarse plenamente a ella. Tras estudiar diversos cursos de narrativa, cuento y novela en el Ateneu Barcelonès, escribe su primer relato, "Rodando por los jardines", con el que obtiene el segundo premio de “Relatos de Mujeres 2012”. Con su segundo cuento, "El viaje" (editorial Círculo Rojo, 2014), gana el primer premio “Palabra sobre palabra” y su libro de cuentos "Esa vida que pesa" es galardonado con el primer premio del XXXV certamen literario Carta Puebla 2013. Sus primeras obras son cuentos adscritos al género de narrativa de ficción contemporánea. De un realismo muy intimista, sus historias hablan sobre personajes que luchan por amar, avanzar y sobrellevar sus destinos. Actualmente, está trabajando en su primera novela.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Familia, Pensamientos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s